Tecnología de Adsorción

www.silica.berlin

En Silica Verfahrenstechnik GmbH nos dedicamos al diseño y la construcción de plantas de adsorción completas adaptadas a las necesidades específicas de cada cliente. Somos especialistas en la tecnología de adsorción, campo en el que somos reconocidos como socio competente

Purificación de gases de proceso

Algunas de las aplicaciones típicas son: eliminación de O2, H2, CO o hidrocarburos de gases de proceso y eliminación de CO2 o metanol —entre otros— mediante procesos especiales desarrollados por Silica.

  • Catalítica: Consiste en la purificación fina de gases de proceso con catalizadores de metales nobles para la eliminación de O2, H2, CO o hidrocarburos. Concentración de entrada típica: entre el 0,01 % y el 2 %; concentración residual
  • Quimisorción: Consiste en la purificación fina de gases de proceso mediante contacto con cobre para la eliminación de O2, H2 o CO. La purificación se produce por la oxidación o reducción del contacto de cobre, es decir, al final, el gas purificado no contiene gas de reacción. La concentración residual de O2 y H2 en el gas purificado es siempre
  • Otros tipos: Eliminación de impurezas por adsorción con tamices moleculares, por ejemplo, del CO2contenido en el aire o del metanol que se encuentra en el CO2. Utilización de filtros de carbón activado impregnado para eliminar H2S o Hg de gases de proceso.

Secado de líquidos orgánicos

Una de las aplicaciones especiales de la tecnología de adsorción es el secado de líquidos orgánicos. Silica dispone de un amplio know‑how sobre la planificación, el diseño y la construcción de este tipo de plantas. Además de agua, también se pueden eliminar otras impurezas no deseadas.

  • Líquidos orgánicos: Por adsorción se pueden secar, entre otros: toluol, xilol, hexano, hidrocarburos clorados, alcoholes, tetrahidrofurano o ciclohexanona. El contenido normal de agua de entrada es de entre el 0,1 y el 1,5 % en masa; la humedad residual,

Tratamiento de gas natural

En el área del tratamiento del gas natural, Silica ofrece plantas que permiten al mismo tiempo secar y reducir el punto de rocío de los hidrocarburos del gas natural. En Silica llevamos más de ochenta años diseñando y construyendo plantas de adsorción. Así, nuestros clientes se benefician de nuestro amplio know‑how del proceso

Gracias a su disponibilidad inmediata y a su enorme flexibilidad de operación, la utilización de las plantas de secado por adsorción ha dado un resultado especialmente satisfactorio en los almacenamientos subterráneos de gas natural. El rango normal de operación corresponde a una capacidad de procesamiento de 50 000 Nm³/h a 600 000 Nm³/h con una presión de entre 30 bar y 90 bar.

El proceso de adsorción de Silica permite bajar simultáneamente el punto de rocío del agua y de los hidrocarburos en una única etapa del proceso.

Purificación de aire de escape con recuperación de disolventes

La purificación de aire de escape por adsorción es especialmente adecuada para eliminar impurezas orgánicas. Los disolventes que se recuperan en el proceso pueden volver a utilizarse. La experiencia acumulada durante varias décadas nos permite tratar también sustancias y mezclas especiales.

  • Plantas de carbón activado con regeneración mediante vapor : Se trata del proceso clásico con recuperación del disolvente. Silica construye plantas con capacidad para procesar hasta 300 000 m³/h. La concentración residual en el aire de escape purificado es
  • Plantas de carbón activado con regeneración mediante gas inerte: En la purificación de corrientes de aires de escape secas los disolventes se recuperan libres de agua.
  • Plantas de tecnología PSA: La regeneración se produce mediante cambios de presión, en parte, al vacío. Este tipo de plantas suelen utilizarse en parques de tanques como segunda etapa tras una instalación de membranas.

Aplicaciones

Oil & Gas

Acondicionamiento de gas natural, reducción de humedad y punto de rocío de hidrocarburos

Purificación de aire residual, recuperación de etanol

Química - Petroquímica

Secado por adsorción

Eliminación de metanol, dióxido de carbono y agua