Consumibles de filtración. Criterios y usos.

Consumibles de filtración. Criterios y usos.

De entre la amplia gama de opciones técnicas para filtrar y clarificar un líquido, nos preguntamos qué criterios generales debemos seguir para decidirnos por la aplicación de consumibles de filtración en las plantas de proceso.

consumibles de filtración MAHLE

consumibles de filtración MAHLE

La filtración mediante los denominados consumibles de filtración sigue siendo aún en la actualidad una opción muy extendida para multitud de procesos donde se requiere en general una clarificación de un producto o residuo en estado líquido. Por consumibles de filtración nos referimos a bolsas y cartuchos de diversos materiales, formas y selectividad, entendiéndose por esta última característica el tamaño de partícula que el medio es capaz de retener. A pesar de que, de hecho, existen tecnologías alternativas como los filtros autolimpiantes, en muchas aplicaciones el uso de estos desechables es la solución óptima. En base a nuestra experiencia, los siguientes puntos son clave a la hora de decantarse por una filtración con consumibles desechables:

  • Presupuesto: un filtro de lo más básico, consistente en una carcasa con algunos cartuchos o bolsas internos, supone una inversión muy pequeña.
  • Flexibilidad: debido a que las bolsas y cartuchos, junto con los portafiltros, son por lo general de medidas estándar, es posible adquirir un portafiltros combinado con un tipo de consumibles de filtración concretos, por ejemplo para una campaña puntual de fabricación de un producto, y posteriormente adquirir otro tipo de elemento filtrante interno conservando la carcasa. Resultan, por lo tanto, soluciones interesantes para plantas multiproducto.
  • Selectividad: en general, y con la excepción quizás de los filtros de arena o los filtros que utilizan aditivos de filtración, los consumibles, bolsas y cartuchos, al estar hechos de materiales sintéticos, pueden tener selectividades mucho más pequeñas que otro tipo de filtros con medios filtrantes principalmente metálicos. Es decir, es posible retener partículas mucho más pequeñas, por ejemplo de 1 μm, 0,1 μm…
  • Operativa: ciertas operaciones de filtración son más adecuadas para filtros simples con consumibles de filtración. El caso más notable es el de los filtros de seguridad que se utilizan para proteger equipos como bombas o membranas, o bien filtros de final de línea que se instalan para asegurar que el producto final no contiene impurezas. En este tipo de casos los consumibles de filtración suelen durar mucho tiempo y no acostumbran a ser un coste muy relevante.
  • Mantenimiento: bien es cierto que los consumibles de filtración deben cambiarse con cierta regularidad y que supone una dedicación del operario u operaria correspondiente, pero este tipo de mantenimiento es muy sencillo pues se trata, por lo general, de abrir la tapa del filtro una vez limpio, y sustituir los internos que van fijados con conexiones simples de bayoneta o bien apretados con un muelle, etc. es decir, no se requiere el uso de herramientas concretas o personal con formación específica.

Existen muchos tipos de bolsas y cartuchos. A continuación hacemos un breve resumen de los tipos más comunes disponibles a través de nuestra compañía representada MAHLE, enlazando con las aplicaciones más típicas:

Las bolsas y cartuchos de MAHLE son una solución óptima para la filtración en la industria de proceso. Las bolsas de filtración MAHLE llamadas AmaFlow proporcionan una opción económica en distintos pasos líquidos de la filtración, tales como líquidos que puedan contener concentraciones más altas de sólidos gruesos, filtración de líquidos en sistemas Batch o clarificar líquidos con concentraciones muy bajas de sólidos. Según las condiciones de proceso, las bolsas se pueden proporcionar en una gama de diversos materiales, tratamiento superficial, costuras, etc. Además, satisfacen los requisitos FDA y de la UE para alimentación y bebidas. En la gama de cartuchos, se ofrecen distintos tipos de cartuchos, que aportan soluciones para la filtración en profundidad (gama AmaTech y AmaPure) así como filtración en superficie (gama AmaGuard y AmaFine). Por otra parte, MAHLE dispone de tres cartuchos, para aplicaciones muy concretas: la gama AmaBond, para la filtración de medios altamente viscosos (Resinas, tintas, pinturas…), la gama AmaCarb, filtros de celulosa de carbón activo y solución para eliminar contaminantes con cloruros, y la gama AmaLloy, diseñado en acero inoxidable 316L totalmente soldado e ideado para la filtración de líquidos en condiciones de operación extremas.

MAHLE_consumibles_1

Consumibles de filtración MAHLE

CAPERVA, como representante de MAHLE en España y Portugal, dispone de un servicio de atención al cliente. No dudes en contactar con nosotros para ampliar información.

El equipo de Caperva,

Logo-caperva-4.jpg